Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid
Avenida del Deporte s/n
Casa de las Asociaciones. Despacho 8.
Rivas Vaciamadrid. 28523

 

A LA ATENCIÓN DE LA OFICINA DE PROTECCIÓN DE LAS LIBERTADES PÚBLICAS DEL AYTO. DE RIVAS VACIAMADRID


Muy Sr. mío:

En relación con las Elecciones Generales celebradas el pasado 9 de marzo de 2008, se habilitó para la realización de la votación en el municipio de Rivas Vaciamadrid el Colegio Público Victoria Kent, entre otros, sito en el Paseo de la Chopera s/n. Con tal motivo fue utilizada para dicha función un aula que viene señalada, en la entrada de la misma, con el rótulo “Aula de Religión”. En su interior colgaban con profusión trabajos escolares sobre la Virgen María, un crucifijo, una foto de un crucificado y hasta una foto del Papa en su última manifestación sobre la familia, entre otra iconografía confesional católica. Cabe decir que en las pasadas elecciones municipales, al menos, esta aula fue designada también para realizar la votación, y presentaba la misma iconografía religiosa.

Nos deja perplejos el conocimiento de que en un Centro de Educación Público, en un país cuyo Estado es presuntamente aconfesional, exista un aula de religión. La Escuela Pública debe ser el lugar donde la razón y la ciencia conformen la libre conciencia de los alumnos, y desarrollen su juicio crítico y su autonomía moral, sin segmentarlos en función de sus creencias. En todas las aulas de dicho centro se cumple con esa función integradora, independientemente de las creencias de cada alumn@, excepto en el aula de religión, en la que por lo expuesto en el rótulo, sólo caben las creencias religiosas. Ésa aula está vedada, además, al resto de l@s alumn@s. ¿Qué pasaría si este efecto desintegrador (multicultural, en fin) se extendiera a las ideas ateas, agnósticas, epicúreas o socialistas, por ejemplo? ¿Es ese el concepto de educación pública y laica que debe posibilitar nuestro Ayuntamiento?

Una socia de la Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid, a la que correspondía votar en dicha Mesa, protestó enérgicamente ante la Presidenta de la misma, haciéndole ver la improcedencia de tamaña puesta en escena en un Estado supuestamente aconfesional. Sólo consiguió que se retirara parcialmente algunos símbolos, y la negativa de la Presidenta a retirar el resto. Asimismo, al hacer ver tal irregularidad a otros votantes, para que expusieran su queja, fue conminada a decaer en su actitud, porque no estaba permitida, ni siquiera en los alrededores del colegio. A pesar de esta circunstancia intimidatoria, tanto ella como otras diecisiete personas más entregaron su queja escrita a la Presidenta. (Se adjuntan el impreso de queja y el dirigido a la Junta Electoral Provincial, a título meramente informativo).

Creemos que el impedimento que se le opuso es grave y doblemente arbitrario: ni realizaba actividad electoral a favor de ninguna candidatura, ni perturbó en ningún momento el normal desarrollo de la votación en dicha Mesa.
En un Estado supuestamente aconfesional no deberían tener cabida estos comportamientos: si ninguna confesión tiene carácter estatal (art.16.3 de la Constitución), resulta impertinente la iconografía religiosa en una mesa electoral que, el día de la votación, es expresiva de la acción del Estado; asimismo, resulta discriminatorio para todas las demás creencias (art.14), sean éstas de origen religioso o no.

Pero es que , además, esta iconografía religiosa lo es de la Iglesia católica, cuya jerarquía ha venido manifestándose públicamente en asociación con el principal partido de la oposición, en clara coincidencia de objetivos políticos, lo que dota de una evidente connotación política a símbolos aparentemente “espirituales”.
El hecho de que los símbolos estuvieran puestos con antelación al día de la votación (¡sólo faltaría!), argumento exculpatorio muy en boga, no resta un ápice al impacto objetivo sobre los votantes y al refuerzo asociativo en las mentes de éstos.
Por todo lo expuesto, la Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid,

SOLICITA:

1.- Que se nos informe de las medidas (jurídicas y políticas) que puede, y debe, tomar nuestro Ayuntamiento en relación con la existencia de un aula de religión en este colegio público (o en cualquier otro que pudiera existir).

2.- En relación con la jornada electoral, deseamos saber dónde radica la responsabilidad de la designación concreta de cada aula específica para las funciones electorales. En caso de resultar responsable el Ayuntamiento, deseamos saber qué medidas se van a arbitrar para corregir en sucesivos comicios la situación denunciada.

3.- Que por el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid se tomen las medidas oportunas para garantizar la ausencia de iconografía o inscripciones de carácter religioso en todos los espacios utilizados para sucesivos procesos electorales.

 

Rivas Vaciamadrid, a 27 de marzo de 2008

Presidente de la Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid

Fdo.: Manuel Enrique RUIZ DEL ROSAL